jueves, 6 de junio de 2013

Reseña ''Quiérome mucho'' de Regina Román.

Vamos a ver, ¿qué hay de malo en ser demasiado servicial? ¿Y en estar siempre dispuesta a echar una manita? ¿Acaso no es bonito tener siempre en la punta de la lengua un <Tranquila, eso ya lo hago yo.>? Pues eso, que te puedes encontrar por el camino con desaprensivos que te exprimirán como a un limón.

Marina es una chica lista, pero tiene un gran problema, es incapaz de decir <NO>. Y para colmo se topa con Adela, que peca de lo mismo, añadida su encarnizada lucha contra los kilos de más.

¿Conseguirán estas chicas espabilar y abrirle una puerta al amor que llama con insistencia?

''Prepárate para reír a carcajadas, llorar a moco tendido y emocionarte sin tapujos. Quedas avisad@''
Románticas al horizonte.

 

¡Hola! Hoy os traigo una novela que salió a la venta el lunes, y que yo ya he tenido la suerte de devorar.
¿Porqué decidí leer esta novela?
En primer lugar porque su atractiva portada me entró por los ojos nada más ver su nota de prensa. Y una vez he acabado el libro, debo decir, que es una gran portada, y que tiene mucha relación con su interior.
En segundo lugar por su autora, Regina Román de la cual ya he leído dos novelas, y con ambas me he reído muchísimo, y pienso que esta autora es de las mejores en cuanto al género del chick-lit, y va a ser una de esas autoras de las que poco a poco me gustaría leer toda su obra. 
Y para no enrollarme más, os contaré que podéis encontrar en esta novela.

En esta novela tenemos como principal protagonista a Marina, Marina es una chica joven (treintañera) que al comienzo de la novela se encuentra buscando trabajo, hace unos meses que no trabaja, y sus fondos se le están acabando, por tanto está un poco desesperada. Pero su suerte cambia cuando la gestoría Asensio, le da una oportunidad, y aunque el trabajo está muy por debajo de sus posibilidades, acepta encantada, pues tiene una hipoteca que pagar. Marina es una chica simpática, y muy muy, demasiado, servicial, hasta tal punto que a veces la toman por tonta. Y allí, en su nuevo trabajo, tendrá como compañera a Adela, que además de ser tan servicial como ella, tiene más de un problema de autoestima. Hasta aquí os puedo contar. 

Además de los personajes principales contamos con muchos personajes secundarios, todos y cada uno de ellos perfectamente definidos, tenemos de todo, un pesado, una trepa, un jefe salido, una jefa volcada en su trabajo, y mi preferido sin duda, Marta, una chica optimista que le pondrá las pilas con sus discursos más de una vez a nuestra protagonista. 
Además de los personajes de este libro, la autora ha nombrado a Cayetana, protagonista de la novela Del Suelo al cielo, precisamente la primera que leí de la autora. Desconozco si alguno de los personajes también es protagonista de otras novelas, pues no he leído toda su obra. 

El libro está dividido en quince capítulos y un epílogo. El epílogo es uno de esos textos que estoy segura que cada lector de este libro guardará bien en su memoria, o lo señalará, lo apuntará, lo marcará... en definitiva un texto para recordar, que guarda toda la esencia y ''moraleja'' del libro. Un texto lleno de fuerza que es 100% Regina Román.

La historia se lee con muchísima rapidez, pues la autora envuelve cada palabra de una magia que nos adentra completamente en la historia. Con unos diálogos reales, llenos de frescura, con un lenguaje llano nos sentimos partes de cada página y nos dan ganas de decir ¡Marina, espabila!.

La amistad entre las protagonistas es sin duda una de las cosas que más me ha gustado del libro, el apoyo mutuo que se dan, es algo que me ha parecido muy real, y bastante importante en la vida de todos. 


''Un libro con mensaje. Un libro con realismo. Un libro de risas aseguradas. Un libro que nos enseña a querernos y valorarnos. En definitiva un imprescindible.''



Agradecimientos a Versatil.