lunes, 3 de junio de 2013

Reseña ''Cierra los ojos y mírame'' de Ana Galán y Manuel Enríquez.



Tras un grave accidente de coche, David recibe la noticia de que se ha quedado ciego y se encuentra sumergido en un mundo de sombras donde deberá aprender a comer, a vestirse, a leer e intentar armarse de valor para regresar a la facultad acompañado de su bastón blanco que tanto aborrece. Su vida ha dado un cambio rotundo y poco a poco tendrá que aprender a valerse por si mismo con la ayuda de un perro guía, que lo llevará a conocer a Blanca.
Blanca, junto con su familia, ha adiestrado a Kits, el perro lazarillo de David. Blanca y David entablan amistad y poco a poco les va a unir algo más que Kits. Pero la vida no es tan fácil, los cuentos no siempre tienen fi nal feliz, su relación no tiene ningún futuro o… quizás, sí.






¡Hola! Hoy os traemos la reseña de un libro a el que ambas teníamos muchas ganas, y es que tras una portada preciosa y una sinopsis cuanto menos atrayente, se esconde una historia muy real y llena de sentimientos que quizás alguno de vosotros conozcáis.

En cierra los ojos y mírame no solo nos encontramos con una historia de amor, sino que también podemos conocer desde el punto de visa de personas que saben de qué hablan como es la manera en que muchas personas que están pasando por un determinado cambio en su vida, teniendo que adaptarse a él y empezar a vivir de nuevo con la diferencia de que nada es igual pero con la ilusión de que a pesar de este gran cambio en su vida puedan vivir igual que lo habían hecho hasta ese momento.

El libro está dividido en dos partes, una la que se ha encargado de narrar Manuel Enríquez y es la del protagonista masculino de la historia, y la otra la que ha narrado Ana Galán que corresponde a nuestra protagonista femenina. Y es que los narradores y los personajes tienen bastante en común los unos con los otros, pues su vida y la de ellos tienen muchas semejanzas, y es que aunque la historia que nos cuentan en esta bonita novela es ficción, si es verdad que también contiene mucha cosa que tiene que ver con la realidad de los dos Escritores.

Enríquez es  coordinador del Departamento de perros-guía de la Fundación ONCE, pues al igual que David, el protagonista del libro, Enríquez perdió la visión.  Y Ana Galán es veterinaria, escritora editora, traductora de libros, madre y criadora de perros-guía en EEUU.

Sin duda la gran necesidad de leer este libro, vino a través de leer un reportaje que contaba la historia de ambo y que nos animó sin ninguna duda a adentrarnos en las páginas de esta maravillosa novela.
En la novela conocemos a David, un chico bastante atractivo, veinteañero, estudiante de periodismo y con una vida normal para un chico de su edad hasta que la vida decide ponerlo a prueba, y tras un accidente de tráfico, una noche tras una fiesta, David pierde la visión.

Por otro lado tenemos a Blanca, una adolescente normal, que lleva toda la vida soñando con tener un perro y que desea ser veterinaria, hasta que un día su madre llega con la sorpresa de que van a entrenar a un perro guía, así llega a su vida Kits, un perro divertido y muy inteligente, que será la unión entre ambos personajes.

El libro está divido en 31 capítulos contado a dos voces por Blanca y David como hemos dicho anteriormente, esto es algo que siempre agradecemos en cualquier historia, pues así podemos conocer cuáles son los pensamientos y sentimientos de ambos protagonistas en todo momento. Los primeros capítulos de la novela llegan a ser especialmente duros, nos meten totalmente en la piel de David, vemos la impotencia y la inseguridad que siente ante las dificultades que de golpe y porrazo han llegado a su vida y a las que tendrá que enfrentarse el resto de su vida, o al menos a aprender a convivir con ellas haciendo su presencia un poco más agradable.

Además de mostrarnos este mundo, que creemos que aun no se había tocado en la literatura juvenil, o al menos nosotras no habíamos leído nada parecido, además de leer una historia de amor que nos ha encantado a las dos, la verdad es que esta historia nos ha aportado muchas cosas a ambas, gracias a la realidad que esconde a cada página y a los conocimientos de los que no sabíamos como por ejemplo he conocido las fundaciones que ayudan a las personas que pierden la visión a recuperar su vida, dando pasitos pequeños para introducirse de nuevo en la sociedad a pesar de las dificultades que esta muestra y lo importantes que son este tipo de asociaciones.

Además de los protagonistas, también conocemos a la familia de Blanca, la de David, y a los amigos de ellos., y aunque nos hubiera gustado conocer un poco más de todos, ya que son personajes que no llegan a estar totalmente definidos, si es verdad que son una parte bastante importante, incluso esencial dentro de la trama

La narración de Ana Galán y Manuel Enríquez nos ha gustado mucho, pues es ágil, fresca y consiguen crear una atmosfera que no deja de fluir durante toda la novela, donde lo más importante no son los detalles, si no los diálogos y los sentimientos que harán que no quieras dejar de leer hasta llegar al final.

A pesar de que la historia de amor en un principio pueda parecer simple, os aseguramos que no lo es, pues nos muestra los problemas que los protagonistas deben ir superando, problemas que no son los más vistos en la literatura juvenil y que hacen que la historia sea bastante especial. Aunque también podemos ver en esta novela problemas que todos hemos tenido o tenemos en la vida, y es que el miedo y la inseguridad es algo que se nos puede atribuir a todos.

Lo más importante que nos ha aportado esta novela es el mensaje final, el cual incluso lo podemos extrapolar a otras situaciones de nuestras vidas, y es que el amor, si es de verdad, puede superar cualquier barrera, sin ser necesario ver a la otra persona para conocerla totalmente y llegar a enamorarte de ella.





''Una novela que nos muestra los problemas a los que muchos jóvenes deben hacer frente cada día, que nos habla de superación, de amor, de amistad, y que merece la pena leer y disfrutar.''