martes, 9 de abril de 2013

Reseña "Las ventajas de ser un marginado" de Stephen Chbosky

Charlie tiene 15 años y se ha quedado solo tras el suicidio de su mejor amigo. Vive con sus padres, su popular y guapa hermana y un hermano mayor que es una estrella del fútbol americano y que está a punto de comenzar la universidad. Su profesor de lengua está convencido de que Charlie posee una gran capacidad intelectual. Tras conocer a Sam y Patrick empieza a comprender lo que es ser un adolescente, y comienza un viaje hacia la madurez que le llevará a recorrer caminos nuevos e inesperados. Con ellos descubre nueva música, empieza a beber, fumar y coquetear con drogas, cambia de amigos… ¡Hasta que se convierte en un joven de verdad!





¡Hola a todos! Hoy os traemos la reseña de un libro que leímos hace ya bastante tiempo, pero que no hemos podido reseñar hasta ahora, se trata de Las ventajas de ser un Marginado, del que hasta hace poco hemos tenido en las salas de cine su versión cinematográfica, después de leer el libro y de ver la película y sin que sirva de precedente, nosotras nos quedamos con la película porque este libro la verdad es que después de leerlo nos ha dejado con muchas preguntas, en cambio en la película nos ha parecido que ha quedado todo más o menos claro.

En este libro conocemos a Charlie, un chico de 15 años, que durante el transcurso del libro cumplirá los 16. Charlie es un chico muy diferente a los demás chicos de su edad. Charlie vive con sus padres y su hermana, y acaba de entrar en el instituto, en sus cartas dirigidas a alguien desconocido conoceremos su mundo, sus inquietudes, sus sentimientos y sus secretos. Decide empezar a escribirle a esta persona porque tiene miedo de comenzar el instituto y decide desahogarse de esa manera.

El libro está divido en cuatro partes y un epílogo. Y dentro de estas partes no encontramos capítulos, sino cartas que nuestro protagonista envía a alguien. Dentro de esas cartas encontramos poemas, transcripción de diálogos, nombra también muchos libros y películas, y por supuesto nos da a conocer a todos los personajes.

Los personajes están muy bien definido, pues Charlie se encarga de describirlos bastante bien. Sam y Patrick, sus amigos son quizás lo que más protagonismo dentro del libro tengan, y dos personajes que a ambas nos han encantado, sobre todo Sam, su personalidad y la fuerza con la que irradia en la novela a través de los sentimientos y pensamientos de Charlie. También son bastante importantes para la historia los hermanos de Charlie, su profesor, sus padres y su tía, aunque hace ya algún tiempo que murió. En este aspecto el autor nos mete de lleno en la vida de Charlie de modo que conocemos a la perfección a los personajes que lo rodean, es una de las cosas que más destacaríamos del libro y es que cuando un libro es narrado de la misma manera que este, no siempre se llega a simpatizar con los personajes secundarios y aquí nos ha resultado muy fácil hacerlo a las dos.

La evolución de los personajes de hace notar con el avance la historia, y es que Charlie sufre una gran evolución a lo largo de ella, y también lo hace su entorno,  de manera que vemos como Charlie madura a la vez que los demás personajes y como cierta situaciones o momentos hacen que el elija el camino que quiere seguir aunque no sea nada fácil.

Con este libro hemos tenido ambas un poco una relación Amor-Odio que no sabemos muy bien explicar, y es que aunque había cosas que no entendíamos o que creíamos que no estaban bien explicadas y a pesar de que la historia no era para nada lo que nos esperábamos, no podíamos parar de leer, estábamos completamente enganchadas a la historia y a la vez que no entendíamos nada, nos encantaba como sucedía todo.

Si algo cabe destacar de este libro es su realismo, y la tristeza que este esconde, es un libro sobre la adolescencia, pero sobre una adolescencia problemática, dolorosa y difícil de llevar, en el podemos encontrar muchos miedos y problemas con los que se encuentran los adolescentes de hoy en día. Y sobre todo lo que más nos ha gustado de la historia, es que a pesar de que tiene momentos muy tristes, el drama no se hace notar en ella, y es que es una novela que emociona, pero que siempre se ve desde el punto de vista de Charly, SAM y Patrick y con un toque de humor que hacen que la novela sea original y suponemos que eso es lo que la hace en parte Maravillosa.

La pluma de Stephen Chbosky la verdad es que nos ha cautivado, pues como hemos dicho anteriormente nos ha atrapado, nos ha hecho sentir la historia y ser parte de ella.

''Las ventajas de ser un marginado es una historia realista contada con la inocencia de un adolescente peculiar que conseguirá conquistar nuestros corazones''