jueves, 10 de enero de 2013

Reseña ''La probabilidad estadística del amor a primera vista'' de Jennifer E. Smith.


¿Desde cuándo son puntuales los aviones a la hora de despegar?

Hadley ha llegado cuatro minutos tarde, lo que, bien pensado, no parece mucho: una pausa para la publicidad, el descanso entre dos clases, el tiempo que lleva calentar un plato precocinado en el microondas. Cuatro minutos no son nada.
Cierra los ojos solo un instante y, cuando los vuelve a abrir, el avión ha desaparecido.
Los caprichos del destino y las casualidades de la vida son el motor de esta conmovedora novela sobre lazos familiares, segundas oportunidades y primeros amores. Desarrollada a lo largo de 24 horas, la historia de Hadley y Oliver nos convence de que el amor verdadero puede aparecer en nuestras vidas cuando menos lo esperamos.



¿Sois de los que les encanta pasar el rato con una buena comedia romántica, familiar y con la que pasar un rato divertido pegados a la tele?, si es que si, no podéis dejar de leer este libro, y es que a ambas nos ha encantado de una manera soberana, desde la narración de Jennifer E. Smith, hasta cada punto de la historia.

La probabilidad estadística del amor, es un libro muy corto, tan solo está compuesta por un prólogo y 18 capítulos, en los cuales no encontramos títulos, pero si encontramos las horas del este de Estados Unidos, y del meridiano de Greenwich. La novela tan solo transcurre en 24 horas, y al ir pasando los capítulos vamos viendo como pasa este tiempo.

En esta historia conocemos a Hadley, una chica de 17 años americana que vive con su madre, y tiene que viajar a Londres para la boda de su padre. El día no empieza como esperaba, y una serie de acontecimientos encadenados hacen que llegue cuatro minutos tarde al aeropuerto, y pierda el avión. Por suerte consigue otro billete en el siguiente, pero ¿Llegará a tiempo para la boda? Se hace estas y muchas preguntas más mientras espera, hasta que conoce a un chico, Oliver, nuestro protagonista masculino. Un inglés que vuelve a su tierra para algo que ya descubriremos, así se conocen los dos, tienen varias horas por delante y un vuelo que compartir. 


Si algo puede caracterizar a los personajes de esta novela es que son muy reales, hablamos de muchas novelas en las que los personajes son reales, pero concretamente en esta en la quedos jóvenes con sus inquietudes, sus miedos, sus ilusiones, se van mostrando el uno al otro tal y como son, dándose a conocer con sus opiniones sobre diversos temas, sin querer aparentar nada, con diálogos repletos de magia y de verdad, vamos cogiéndoles cariño y nos cuesta trabajo separarnos de ellos, y es que todos hemos sido jóvenes, o lo estamos siendo en este momento, todos hemos pasado por esa etapa de la vida por la que pasan los protagonistas, quizás no en la misma situación, pero sí que compartimos muchos de sus miedos, y seguro que nos recuerdan a nosotros mismos en más de una ocasión, al menos a nosotras nos ha pasado de esta manera.
Además de los personajes principales, también encontramos otros personajes secundarios, como el padre de Hadley, o su mujer, pero apenas los conocemos, solo por lo que nuestra protagonista nos va contando de ellos cuando recuerda ciertas cosas, o cuando le habla de ellos a su compañero de viaje Oliver, y a pesar de eso, tenemos la sensación de conocerlos, de saber de qué manera son, o cuál va a ser su manera de actuar, esta es una de las cosas que también nos ha encantado y es que Jennifer E. Smith con su narración consigue involucrarnos muy de lleno en esta pequeña historia, haciéndonos participes en ella en cada momento.

LauNeluc cree que le ha encantado tanto esta historia, y lo ha disfrutado tanto, porque le ha recordado a unas películas que le encanta y en las que los protagonistas también hablan y hablan y disfrutan durante unas horas el uno del otro, estas películas quizás las conozcáis, son antes del amanecer y antes del atardecer, decimos los títulos por si alguien quiere verlas, después de haber disfrutado tanto con esta historia como nosotras, Aramat aún no las ha visto, pero ya se las ha apuntado para verlas más adelante.

Hay algo en lo que ambas estamos de acuerdo, y es que este libro desprender una magia especial, al igual que nos paso hace poco con la lectura de Un beso en parís, en esta hemos encontrado una belleza innata en la realidad, pues no es una historia sorprendente, original, ni nada que no se haya escrito antes, pero es tan real, tan cercana y escrita de una manera tan exquisita que ha conseguido conquistarnos desde la primera hasta la última página. 

Algo importante a destacar de esta novela, es el mensaje que transmite y es que con ella podemos creer en las casualidades, el destino, y de cómo uniendo casualidades puede pasar una cosa u otra.

A pesar de que la probabilidad estadística del amor a primera vista, sea una historia de amor juvenil, donde los protagonistas se enamoran a la velocidad de la luz, es una historia muy real que no solo disfrutaran los amantes de la literatura juvenil.

Si queréis leer una historia fresca, juvenil, de rápida y fácil lectura, con la que disfrutar de un rato lleno de magia, no dudéis en darle una oportunidad a esta novela, porque seguro que os encantara de igual manera que a nosotras.



''La probabilidad estadística del amor a primera vista nos adentra en un mundo de casualidades donde llegaremos a la conclusión de que todo es posible.''