lunes, 10 de diciembre de 2012

Reseña "Simplemente, escaparme contigo" de Francesco Gungui


Quizás por timidez, vergüenza o simple inseguridad, Alice no dice lo qeu piensa. Nunca lo ha hecho. no comparte con sus mejores amigos sus verdaderos sentimientos, ni con su hermano, ni tan siquiera se ha atrevido a preguntarles a sus adres la ra´zón de su separación tras tantos años juntos. Y... lo más importante, Alice tampoco le dice la verdad a Luca, porque de hacerlo podría descubrir lo que realmente siente y eso le provoca verdadero pánico... Pero, por primera vez en su vida, Alice va a decirlo y no va a ser fácil para nadie...




Decir lo que uno piensa, nos hace acercar el mundo un poco más a nosotros, ¿Qué porque digo esto?, sencillo, porque de eso es lo que trata este libro, y es que aunque su portada, su sinopsis y su títulos no haga creer que nos encontramos con un libro romántico hasta la medula, ese no es el mensaje que encontramos en esta historia y aunque hay lugar para el romanticismo adolescente, en este libro más que eso  encontramos, una sucesión de historias reales que pueden pasarnos a cualquiera, escondidas tras la historia de nuestros ya conocidos protagonistas de los libros anteriores de Francesco Gungui publicados por Montena, Alice y Luca, y es que muchas veces por no decir lo que pensamos, no dar nuestra opinión en ciertas ocasiones, o esconder parte de lo que diríamos a una persona por miedo a hacerles daño, nos perdemos a nosotros mismos, hasta el punto de a veces sentirnos perdidos en el mundo que nos rodea.

Cuando me entere de que este libro no era la tercera parte de las historias de Luca y Alice que tan buen sabor de boca me dejan siempre, quede un poco decepcionada, no entendía, el porqué ahora publicar un libro que en realidad debería ir entre Siempre estarás tú y si estuvieras aquí, ¿Porqué no haber publicado primero este libro si la historia es la parte que falta entre las otras dos novelas?, Ahora lo he entendido, simplemente, escaparme contigo, no es  otra novela más con los líos de Alice y Lucas, sino que es una novela que nos invita a la reflexión sin atosigarnos con lecciones de moral en ella. Francesco Gungui nos invita a ver la vida desde la sinceridad de la palabra, sin suposiciones, sin deducciones, ni ninguna ciencia cierta que demuestra nada, sino que simplemente, preguntamos lo que queremos saber, exponiéndonos al miedo de lo que podamos obtener por respuesta, pero librándonos cuanto antes del peso de no llegar a saberlo nunca, y a la vez a que digamos lo que pensamos aunque no sea siempre lo que los demás quieran escuchar, porque esa será la única manera en la que podremos ayudarles de algún modo.

Por supuesto que en esta nueva aventura tendremos más de Alice, Luca, Martina, Daniele y Mary, incluso podremos conocer un poco más a otros personajes como Fede, el hermano de Alice, y los padres de esta, y por supuesto que seguiremos disfrutando una vez más de esa forma tan característica llena de humor, amistad, pensamientos y frescura con la que Francesco Gungui nos cuenta sus historias, de hecho, para los lectores de Siempre estarás tú y ojala estuvieras aquí, Simplemente, escaparme contigo, resulta un complemento perfecto para saber un poco más de sus protagonistas y conocer el porqué del cambio que hay en ellos entre estos dos libros, pero esta historia resulta algo mucho más allá de la trama y consigue dejar esta en un segundo lugar, para en el primero, disfrutar de las teorías con las que nos delata Gungui, y sin duda eso, es lo que ha hecho que para mí este libro quede en el número 1 del ranking de las publicaciones de este autor en España, y es que simplemente, escaparme contigo, no solo me ha entretenido, sino que ha ido mucho más allá, y aparte de entretenerme con una historia divertida y real, ha conseguido calar en mí, haciendo que reflexione sobre la vida, y la forma de actuar del ser humano, convirtiéndose en una historia, que estoy segura que no olvidaré fácilmente.

Para quien no haya leído los otros dos libros y quiera saber si este se puede leer sin leer los otros, la respuesta es sí, perfectamente, pero la verdad es que lo veo más como complemento a los otros, que como para leer el libro solo, pues los otros tienen una trama con más historia, y este como he dicho anteriormente es más un complemento con un plus añadido.


''Francesco Gungui crea una buena historia, divertida y entretenida, con la que consigue dejar en un segundo plano la trama, para captar la atención del lector, en una cierta reflexión que no le dejara indiferente. ''