viernes, 16 de noviembre de 2012

Reseña ''Las eternas'' de Victoria Álvarez


Venecia 1908. Gian Carlo Montalbán y su hija Silvana instalan su juguetería, La Grotta della Fenice, frente a la antigua y emblemática juguetería de los Corsini. Los juguetes de los Montalbano son la última generación de autómatas que pueden encontrarse en el mercado y sus muñecas son tan perfectas que parecen de carne y hueso. Mario Corsini, decidido a averiguar los secretos del arte de los Montalbano, se adentra en la juguetería y entabla amistad con la fría e inteligente Silvana. Sin embargo, lo que Mario descubrirá en La Grotta della Fenice desafiará los límites de su imaginación y hará estremecer los cimientos de la sociedad veneciana, sumiéndola en una espiral de horror y muerte. 


Versatil 

¡Hola! Hoy os traigo una reseña de un libro que ha salido a la venta hace muy poquitos días, se trata de Las eternas, la segunda novela de Victoria Álvarez, que tras haber leído y disfrutado con Hojas de dedalera, su primera novela, estaba deseando leer, y os adelanto que al igual que con su primera novela he disfrutado muchísimo, y me declaro muy Fan de Victoria Álvarez.

En las Eternas, conocemos a Mario Corsini y Silvana Montalbano, son los principales protagonistas de la novela. Mario es uno de los dueños de la Juguetería Corsini, tiene 27 años, y es un chico responsable, serio y reservado. Y Silvana, tiene 23 años, y es reservada, inteligente, y esconde algunos secretos, es la hija del dueño de la nueva juguetería que se ha abierto en frente de la Juguetería de los Corsini, La Grotta della Fenice. Esto supondrá mucha competencia para la juguetería de Mario y su hermano, porque además los juguetes de los Montalbano dejan con la boca abierta a todo aquel que tiene el placer de verlos, Mario decide entonces visitarlos, y comenzará a descubrir cosas que dejará con la boca abierta a cualquier lector. 


La novela cuenta con 15 capítulos, un epílogo, y un prologo, los capítulos suelen ser largos, aunque podemos encontrar algunos más cortos. Y Victoria nos hace disfrutar de su maravillosa prosa, repleta de descripciones que nos harán formar parte de la Venecia de comienzos del siglo XX. Y maravillosos diálogos cargados de realismo, que nos harán disfrutar con cada personaje. Narrada en tercera persona por un narrador que nos irá contando todos los secretos y sentimientos de los personajes.
Además de Mario y Silvana, podemos encontrar al padre de Silvana, a Andrea que es el hermano de Mario, a Gina, los Scandellari, y algún que otro personaje que aparecerá en algunas páginas. Todos están cargados de fuerza y están muy bien definidos, mi preferido sin duda alguna, Silvana, su carácter la hace única, y he disfrutado mucho con la evolución que ha tenido a lo largo de la novela. Otro personaje que también me ha gustado mucho ha sido el hermano de Mario, Andrea, también hay una evolución muy grande en el personaje, y aunque la autora nos lo define muy bien, me hubiera encantado saber más de el, de su historia con Simonetta, y conocerlo más. 

La ambientación del libro es magnífica, Victoria al igual que en su primera novela, ha sabido captar perfectamente la esencia del lugar en el que transcurre todo, y no solo del lugar, sino de la época en la que transcurre todo. Se nota en cada página el maravilloso trabajo de documentación tanto de la época como de las calles y la historia de Venecia. 
Además de encontrar una historia muy original y diferente, repleta de intrigas y secretos, encontramos una historia de amor que hará las delicias de los más románticos, una historia mágica que no irá ni muy despacio, ni muy deprisa, ni cargada de romanticismo, ni con escasez de este, perfecta. 



''Una historia que engancha desde la primera página, original, diferente, intrigante, mágica y romántica. 
Atrévete a descubrir que se esconde tras Las eternas.''



Agradecimientos a Versatil.