jueves, 5 de julio de 2012

Reseña ''Mírame y dispara'' de Alessandra Neymar

Kathia Carusso, una joven adolescente de la alta aristocracia italiana, regresa a Roma tras pasar muchos años en un internado. Allí se reencuentra con Cristianno Gabbana, un conocido de la familia con quien nunca ha tenido muy buena relación. Cristianno es terriblemente atractivo, impulsivo y no parece tener más preocupaciones que las peleas con otras bandas y el filtreo con chicas de piernas largas. Al empezar el curso, Kathia y Cristianno verán que comparten no solo la misma clase sino también el mismo grupo de amigos. Lo que empezará como odio irá desembocando en una tensión cada vez más fuerte... Y, cuando finalmente ambos se atrevan a aceptar sus verdaderos sentimientos, deberán sortear obstáculos que nunca habrían imaginado.



Montena  

¡Hola a todos! Hoy os traemos la reseña de un libros que nos HA ENCANTADO, con letras mayúsculas, Aramat de echo no recordaba el tiempo que hacía que no se enganchaba de esta manera a un libros. Y Es que Mírame y dispara de Alexandra Neymar, el libro que vamos a reseñar a continuación conjuntamente, es un libro cargado de adrenalina, de acción, de personajes increíbles y con una narración tan intensa que no podréis despegaros de él nada mas empezar a leerlo.
Mírame y dispara es la primera parte de una trilogía y ha sido publicado recientemente por Montena dentro de su colección Ellas, gracias a que ha sido el libro ganador del primer premio ellas juvenil Romántica.

En este libro conocemos la historia de Kathia Carusso, una joven de 17 años que tras pasar gran parte de su vida en un internado en Viena, de repente sus padres deciden que vuelva a casa sin ningún motivo aparente, aunque a lo largo de la novela descubriremos que si que existe un gran motivo por el que sus padres han decidido que Kathia vuelva a estar con su familia, y también conoceremos a Cristianno Gabanna, un chico al cual Kathia conoce desde pequeña, pero después de tanto años no reconoce al volver a verlo, no hasta que le digan su nombre y recuerde de quien se trata, nada más llegar a Roma, Kathia tiene un encuentro con Cristianno que no es muy agradable para la joven, esto hará que nuestra protagonista lo odie, pero siempre se ha dicho que del amor al odio hay un solo paso, y es que a pesar de que ambos se repelen cuando se tienen cerca, algo que ocurre muy a menudo pues tienen el mismo grupo de amigos, existe una cierta tensión y atracción tan fuerte que es capaz hasta de romper las barreras del odio haciendo que cada vez sus corazones también se sientan más cerca.

Kathia sabe que es una chica muy guapa, y que cualquier chico puede caer a sus pies tan solo con mirarlo, algo que utiliza para conseguir todo lo que desea, la belleza es una de sus mejores armas y no duda en complementarla con la arrogancia que quiere que piensen los demás que tiene para crear una fachada inaccesible de ella misma, en la que no duda en contestar a nadie, dejando a todos la mayoría de las veces sin palabras, ni forma de replicarle nada, aunque con Cristianno, esa tarea no la tiene tan fácil.
Cristianno es un provocador, es el típico chico guapo que jamás se ha enamorado ni tiene pensamientos de hacerlo, las mujeres caen a sus pies continuamente, para ellas es como un Dios, el hombre a las que todas adoran, por eso siempre consigue lo que quiere, tanto en la faceta sexual, como en todas las facetas de su vida, se puede decir que es un chulo y que no se esfuerza en ocultarlo de echo le gusta que piensen eso de él, aunque con sus amigos y su familia es diferente, por ellos sería capaz de todo. Nunca antes nadie se le había resistido a los encantos de Cristianno hasta que Kathia reaparece en escena, por eso la presencia de esa chiquilla le afecta tanto y provoca tantas cosas en su cuerpo y también en su corazón, no para de provocarla siempre, algo en lo que ella no lo deja ganar con facilidad, y es que aunque se saquen de sus casillas, a ambos les gusta ese tira y afloja, con el que a veces incluso sufren, pero que provoca una necesidad y un deseo en ellos que nunca antes había provocado nadie.
La trama de esta novela nos ha cautivado desde la primera página, y es que una vez comenzamos a leerla no pudimos separarnos de ella en ningún momento hasta acabarla, la historia engancha y mucho, y la forma en que su autora la narra hace que te sientas tan parte de la historia, que no puedas salir de ella si no has llegado hasta el final, convirtiendo la adicción a este libro, en algo tan fuerte como la atracción que invade el interior de sus protagonistas, asique ya os podéis imaginar las ganas que tenemos de que llegue al fin su segunda parte. Y es que la trama de la historia, no se basa solo en la historia de amor-odio de nuestros protagonistas, ni en sus sentimientos y sus sensaciones, sino que en Mírame y dispara podemos encontrar mucho más que eso, podremos encontrar una historia llena de acción, donde la mafia forma una parte muy importante, también es una historia en la que encontramos amistad, traición, familia y el poder del dinero y lo que esto provoca.
Los tres puntos más fuertes de esta novela, son sin duda, la narración tan buena que Alessandra Neymar consigue, la trama tan trabajada y atrayente y sobre todo los personajes tan trabajados, tanto los protagonistas, como los secundarios dando igual que sean buenos o malos, pues el lector se acaba familiarizando con todos, odiando a unos, queriendo a otros, y es que la autora los describe y hacen que formen parte de esta novela, dándoles la importancia que merece cada uno, no como personajes secundarios que están ahí porque tienen que estar y ya está, sino como personajes importantes que están ahí porque son parte de la historia y una parte muy necesaria.



''Mírame y dispara es una novela, fresca, diferente, sexy, emocionante, adictiva, llena de acción, intriga y amor que conseguirá que no te despegues de ella ni un solo segundo, sin duda, para nosotras, una de las mejores novelas juveniles que hemos leído en muchísimo tiempo.''



Agradecimientos a Montena