viernes, 6 de abril de 2012

Reseña ''Delicias y secretos en Manhattan'' de Olivia Ardey


Boston, 1919. Laura McKerrigan-Montero conoce el destino de cualquier chica de su posición: casarse con un buen partido que convenga al negocio familiar. Pero Laura tiene un sueño: aprender alta repostería con el afamado maître pâtissier del hotel Taormina. Y, con la excusa de estudiar francés, convence a su severo padre para que le permita residir en Nueva York durante tres meses. Convertida en Laura Kerry, viaja a la ciudad de la libertad; la misma donde un desconocido la volvió loca con sus besos. Laura no imagina que, en ese Manhatttan divertido y fascinante, volverá a encontrarse con él.

Aunque ahora ella es una camarera y descubre que ese hombre irresistible es Kenneth Callahan…. Su jefe. La inminente Ley Seca llevará al hotel desconfianza, peligros y amenazas. Entre los empleados se esconde un traidor y todas las sospechas recaen en Laura. La mujer por la que Kenneth estaba dispuesto a marcharse de Manhattan y dejarlo todo.

ErideEdicciones 



¡Hola! Hoy os traigo una reseña de un libro, que tenía muchísimas ganas de leer desde su publicación, en septiembre del pasado año, sabía muy poco de el, lo suficiente, había leído algunas reseñas, casi todas las que leí con muy buena puntuación, eso y el saber que estaba ambientada en los años veinte de Manhattan, fueron suficientes para que se colara de lleno en mi lista de deseos.

En el libro conocemos a Laura, McKerrigan, o Laura Kerry como comenzará a llamarse en Nueva York, Laura es una chica de clase alta, vive en Boston con su padre y su hermana, su padre tiene negocios hoteleros, y como toda chica de su clase y posición en aquella época, está destinada a casarse con un hombre de su posición, pero ella tiene otros planes, quiere aprender repostería en Nueva York, y con la excusa de que va a aprender Francés, viaja a Nueva York, donde vive su primo Greg, el cual es como su hermano, y trabajará como camarera, a escondidas de su familia en el hotel Taormina, allí conocerá o se reencontrará con Kenneth un chico con el que Laura se cruzó en un par de fiestas y al que no puede olvidar, en el Taormina se convertirá en su jefe. Esta es la historia principal de la novela, aunque también conocemos a otros personajes como Greg y Anette, Stella y Phillip, los cuales viven una intensa historia de amor, y ambos personajes y la historia que viven me ha gustado incluso mas que la historia principal. 

El libro está divido en 14 capítulos bastante largos, he de reconocer que en algunos casos se me hacían un poco más largos de lo que realmente son, pues contiene muchas descripciones que yo hubiera omitido. Están contados por un narrador, que hace que conozcamos bastante bien a todos los personajes exponiendonos sus pensamientos y sentimientos. 

La ambientación en 1919 en Manhattan, ha sido bajo mi punto de vista y sin duda lo mejor de la novela, descripciones del ambiente y los lugares, que nos transportan de lleno al corazón de Nueva York, y nos sentiremos parte de la historia. Otra de las cosas que mas me ha gustado del libro, es que en las historias de amor hay relaciones sexuales prematrimoniales, y no lo trata como ningún tema tabú, sino como algo que sucede y sucedía también en aquella época.

He simpatizado con todos los personajes, todos tienen su puntito que nos hará adorarlos, pero si tuviera que elegir alguno me quedaría con Phillip, su forma de ver la vida, y de afrontar los problemas que esta le ha traído es algo envidiable.

Olivia



''Un libro con el que sumergirnos de lleno en los años veinte, con personajes perfectamente definidos, y magníficas historias de amor con las que disfrutar.''










Agradecimientos a Éride Ediciones.