lunes, 16 de abril de 2012

Reseña ''Ahora'' de Morris Gleitzman


Una vez los nazis arrasaron Europa.
Entonces Felix y Zelda decidieron actuar.
Ahora Felix se enfrenta a su pasado.

Una vez supe que mi abuelo Felix tuvo una infancia terrible. 
Entonces descubrí lo que los nazis le hicieron a su mejor amiga Zelda.
Ahora entiendo porqué Felix hace las cosas que hace.
Al menos me tiene a mí.
Yo también me llamo Zelda.
Esta es nuestra historia.

Kailas


¡Buenos días! Hoy toca la reseña de Ahora, la tercera y última parte de la trilogía de Morris Gleitzman, de la que ya os he hablado en un par de ocasiones, en las reseñas de la primera parte titulada Una vez (podéis leer la reseña aquí) y en la de la segunda parte titulada Entonces (reseña aquí). Lo primero que os voy a decir, es que al ser una trilogía, la reseña de este libro puede contener algunos spoiler, aunque intentaré evitarlos, de sus predecesores.

Comenzaré diciendo que os vais a encontrar en este libro, este libro es completamente diferente a los dos anteriores, de echo el autor en sus agradecimientos, nos indica que se pueden leer por separado, aunque yo recomendaría que si decidís leerlo, los hagáis por orden. En este libro también tenemos a un Felix y a una Zelda, completamente diferentes, pues ha pasado muchísimo tiempo, y nos encontramos con un Felix bastante mayor y con su nieta, que se llama Zelda, que precisamente es la que nos contará la historia que nos encontraremos en el libro, además de esto damos una vuelta al mundo, y nos movemos de Varsovia a Australia, que es allí donde transcurrirá la novela, Zelda está pasando una temporada con su abuelo Felix, porque sus padres van a trabajar en África durante tres meses como voluntarios, y hasta ese punto voy a contaros.


En cuanto al estilo sigue manteniendo el mismo que los anteriores, capítulos cortos, y muy rápidos de leer, al igual que los anteriores en un par de horas o tres están más que leídos, al contrario que los anteriores, esta vez me han llenado tanto, quizás por la historia, quizás porque no he simpatizado tanto con la nueva Zelda, o quizás porque he echado de menos a los anteriores protagonistas de la trilogía, porque Felix al tener 80 años, guarda poco del niño que fue, y la nueva Zelda, es muy diferente a la Zelda que conocimos en la primera y en la segunda parte. 

A pesar de ser muy diferente a los anteriores, guarda una ternura muy similar, y una relación preciosa entre el abuelo y la nieta, un abuelo muy adorable, y una nieta que nos hará sonreír en más de una ocasión con sus pensamientos e ideas, y veremos como poco a poco, descubre esa parte de Felix que no conocía. 

Sin duda y para dar una valoración conjunta, esta trilogía se ha convertido en esos libros que por todos los sentimientos que han provocado, tienen un lugar privilegiado en mi estantería, libros llenos de ternura, en los cuales personas de todas las edades podrán disfrutar con ellos.

Morris
''Ahora puedo afirmar y reconocer que Morris Glietzman me ha hecho reír y llorar, enfadarme y alegrarme, y sin duda disfrutar con tres maravillosos libros que recomiendo a todo el mundo.''



Agradecimientos a la editorial Kailas.