miércoles, 8 de febrero de 2012

Reseña ''Jugando con fuego'' de Cristina Caviedes

David Miranda no ha nacido en una familia marginal, no tiene problemas económicos ni un hogar desestructurado... pero David ha encontrado el modo de dejar a un lado sus escrúpulos para traficar y embarcarse en una aventura que le puede costar muy cara. El dinero fácil y unos amigos nada recomendables le sumergirán en un mundo donde sólo le queda jugar con fuego y rezar para salir victorioso de un lugar del que muy pocos logran escapar bien parados. Sólo una persona permanecerá a su lado a lo largo de los años, Claudia, quien mantendrá su fe en él a pesar del dolor y las dificultades de amar a alguien como David.

CírculoRojo

Hoy os traigo la reseña de Jugando con fuego, una novela de la escritora Cristina Caviedes, tenía muchas ganas de leer algo de ella, y hace poquito lo he podido leer junto con el libro de relatos que reseñó Aramat en el blog hace unos meses, Historias de una gaviota, he de decir que me ha gustado tanto, o incluso más de lo que Aramat expresa en su reseña, pero bueno hoy os voy a hablar de Jugando con fuego, que tampoco se queda corta, una novela sobre las drogas, lo que puede cambiar la vida de una persona cuando entra en el mundo de estas, un tema que la verdad siempre que he descubierto algún libro o película de este tema me ha gustado bastante, y jugando con fuego no ha sido menos. 

En la novela conocemos a David Miranda, David no tenía problemas en su casa, salía y entraba cuando quería y obtenía lo que quería de sus padres, tras una discusión con estos, David abandona su hogar, en un principio todo quedaría en un susto hacia sus padres, porque no llega a pensar que sus padres no piensan retractarse en nada. Así comienza la dura historia de David Miranda, un joven que cada vez se adentrará más en el mundo de las drogas, no solo como consumidor, si no como traficante, David estará rodeado de malas compañías, Iván, Marco, Jorge y Raúl, las parejas de algunos de estos, Marta, y el otro personaje protagonista Claudia, una chica que será muy importante a lo largo de toda la historia, y probablemente lo más importante en la vida de David, lo único de verdad.

Jugando con fuego está divido en 20 capítulos, ambientado en Madrid y Málaga, y la historia transcurre desde 1990 hasta el 2009, es decir, hay capítulos que los situamos en el pasado, y capítulos que transcurren en la actualidad, en el 2009. El destino vuelve a unir a los personajes protagonistas y comienzan a recordar como y cuando se conocieron y que aconteció en sus vidas para que en la actualidad estén separados.

El lenguaje de la novela es sencillo, directo, frases claras, e incluso insultos, propios del ambiente en el que transcurre todo, el ambiente de drogas, alcohol y fiestas. Las conversaciones son bastante reales, y las descripciones de Cristina del ambiente y los sentimientos te ayudan a adentrarte de lleno en la historia, y a sentirte participe.

Los personajes están claramente definidos, he de reconocer que algunos me han caído mal, con otros me he sentido impotente por sus comportamientos, y otros como es el caso de David, un personaje con el que he tenido un amor-odio durante toda la novela, perfectamente definido y bastante real.

Por último decir que si queréis leerlo, tanto este como ''Historias de una gaviota'' aun estáis a tiempo de pedírselos a la autora, pues los regala en formato PDF en su blog, hasta el 14 de Febrero, podéis entrar aquí para informaros de como pedirlos. 

Cristina

''En jugando con fuego descubriremos un mundo que podemos encontrar en cualquier esquina de cualquier ciudad del mundo, una novela realista a mas no poder.''



Agradecimientos a Cristina Caviedes