miércoles, 21 de diciembre de 2011

Reseña ''Sangre y Corazón'' de Alexandra Manzanares Pérez.

Más de cuatro millones de personas pasaron por Auschwitz durante la II Guerra Mundial. Se estima que por lo menos tres millones murieron, miles enfermaron y cientos trabajaron para el III Reich. Detrás de una puerta de acero y rodeados por una alambrada electrificada estaban, entre otros, polacos, judíos, alemanes, hombres, mujeres, niños, gitanos, gays, discapacitados y desertores. Los supervivientes narran que el miedo, el sufrimiento y la incertidumbre eran los sentimientos que dominaban los barracones.
El amor se convirtió en debilidad. Así de manera progresiva y sin darse cuenta, muchos lo cambiaron por el placentero odio. Solo hubo dos rebeldes que se resistieron, dos adversarios, una carcelera y su preso, que contra todo pronostico se enamoraron. Esta es la historia de una mujer perdida que encontró su camino de la mano de su esclavo, y un hombre que vio la luz en la oscuridad de una asesina.
Es la manera de explicar como un corazón judío muerto, volvió a latir impulsado por la sangre aria. 

ErideEdicciones


Hoy os traemos la reseña de ''Sangre y corazón'' una novela de  Alexandra Manzanares, desde que Alexandra, se puso en contacto con nosotras hace un par de meses, cuando aun el blog tenía pocas semanas de vida, para informarnos de que en el mes de diciembre iba a publicar su primera novela con la editorial Éride y nos paso la sinopsis y la portada de este, nos enamoramos de su portada y de su sinopsis, haciendo crecer en nosotras, unas ganas increíbles por leerlo que iban en aumento cada vez que veíamos alguna noticia sobre él, por lo tanto en cuanto el libro salió a la venta, nos hicimos con él y lo devoramos en cuanto lo tuvimos en nuestras manos, dejando atrás incluso otras lecturas que teníamos ya empezadas.

Sangre y Corazón nos cuenta la historia de Juliana Steal, hija de Raymond Steal, un importante alemán, muy vinculado con Hitler. A Raymond Steal, lo trasladan al campo de concentración de Auschwitz en Polonia, para que sea el principal dirigente, Juliana al ser su única hija, va con el. Deja Berlín atrás para empezar una nueva vida en una casa próxima a Auschwitz. 

A este mismo campo de concentración, acaba de llegar entre otros, una familia de judíos, Ishmael, su hermana, y sus padres. Allí, el y su padre son separados de las mujeres de su familia. Y el primer trabajo que tendrá que hacer allí es arreglar la casa en que Juliana vivirá.
Sangre y corazón está dividido en cuatro partes, y tanto Juliana, como Ishmael, nos hacen participes de la historia, está contado a dos voces. En cada capítulo encontramos partes de Ishmael, y partes de Juliana. En otros capítulos la historia la contará solo Juliana, y en otros solo Ishmael, también podemos encontrar un capítulo contado por Eleazar un Judío amigo de Ishmael y algunas partes contadas en tercera persona, esta forma de narrar nos ha gustado mucho, puesto que es muy interesante para el lector, saber en primera persona lo que sienten los protagonistas y el conocimiento que puede dar  un narrador en tercera persona sobre los pensamientos y sentimientos de los demás personajes, sin duda Alexandra ha sabido plasmar de esta manera miles de pensamientos, sentimientos y momentos que con un narrador en primera persona no hubiéramos podido descubrir.

En Sangre y corazón aparte de los personajes de Juliana e Ishmael, también podemos conocer a Ada, la criada de Juliana, Alger, un oficial del III Reich, que se convertirá en el mejor amigo de Juliana, El aborrecible Louis, el padre de Juliana, Raymond, El padre de Ishmael, y compañeros de barracón de Ishmael, Eleazar, Ivri, Isajar, y el pequeño Alberto.
Si tenemos que hablar de los personajes en Sangre y Corazón tenemos que destacar tres personajes que nos han encantado, que son los de Ishmael, Ada y Alger, estos son los personajes que más nos han gustado a las dos, Ismael es el protagonista, un joven risueño, luchador y valiente que lucha por que no lo humillen y sobrevivir con dignidad en un mundo de fieras, este a sido el personaje favorito de LauNeluc,  Ada, dulce, tranquila y buena, una persona de esas que como amiga es única y a la que siempre quieres tener cerca y Alger, que al principio solo parece el típico personaje pagafantas y que después su personaje comienza a tener mas protagonismo, a desarrollarse, a descubrir porque es así, a sacar lo mejor de él y se convierte en un personaje de esos que no puedes olvidar fácilmente, este es el personaje favorito de Aramat.

El comportamiento de Juliana en los primeros capítulos del libro, es aborrecible, no nos terminaba de gustar su personaje, aunque conforme va transcurriendo la historia, nos cuenta detalles de su vida, su pasado, de su educación y empiezas a saber cuales son los motivos que la llevan a ser de esa manera y estos son los que nos  han hecho cambiar de opinión respecto a ella.
Queríamos destacar una maravillosa historia que encontramos en el libro, que apenas ocupa unos párrafos, pero que es preciosa, y que solo con ese pequeño espacio que tiene en esta historia nos ha llegado al corazón y nos ha emocionado, se trata de la historia que Ada le cuenta a Juliana, la historia de amor de su hermano Ishmael, y de su amiga Serena.

Sangre y corazón es un libro con un gran trabajo de documentación a sus espaldas que plasma a la perfección la ideología nazi

Por todas los sentimientos trasmitidos, la manera de contar los hechos y por una maravillosa historia de amor, Sangre y corazón ha entrado directamente a formar parte de los 10 mejores libros que hemos leído en este año que ya se acaba.

Si eres una de las personas que disfrutan y le gustan las historias de amor imposible con miles de complicaciones no te puedes perder  este libro porque cumple todas las expectativas.

Alexandra
''Alexandra nos enseña, que si hay amor verdadero, no existen razas, ni colores, ni distancia posible. Una historia perfecta con un final inmejorable.''





Agradecimientos a Éride Edicciones por los ejemplares del libro, y Toni Fresnel, por dejarnos usar fotos de su paso por Berlín.


ErideEdiccionesToni Fresnel