jueves, 6 de octubre de 2011

Reseña "Las estrellas se pueden contar" de Giulia Carcasi.


Alice. Carlo.
Dos miradas.
Dos maneras de vivir.
Un solo amor.



Comencé este libro pensando que en sus páginas solo encontraría el típico amor adolescente, un amor a los 18 años, uno de esos libros que leo porque me gustan sin más, sin esperar mucho más de él, pero me equivoque, me equivoque mucho. Las estrellas se pueden contar hablar sobre Alice y Carlo, sobre sus 18 años, su último año de instituto, sus primeras relaciones y sobres esa etapa que quién la haya vivido o la este viviendo sabe como es, la época de los cambios, de no saber quien eres, de la indecisión, de las influencias, de las equivocaciones, de abrir los ojos al mundo y darte cuenta que de repente ya no eres un niño, que has crecido y comienzas a ser un adulto. Lo que más me a gustado del libro es que entre su historia abarca varios temas con pinceladas suaves y elegantes haciendo que las veamos en sus personajes pero sin que sean parte de la trama principal, como son las relaciones de los adultos, en este caso de los padres y de la forma en que eso afecta a los hijos, de las drogas, de el acoso y del miedo a los cambios y alejarte de las personas que quieres.


Esta novela está dividida en dos partes, siendo las dos partes la misma historia pero contada por cada uno de sus protagonistas : Alice Y Carlo.
Alice es quien cuenta la primera parte del libro en la que le escribe a su hermana pequeña Camilla para que cuando tenga 18 años sepa que su hermana mayor también paso esa etapa, el personaje de Alice me gustó, insegura (¿Pero quién no lo es a su edad?), fuerte y decidida, conforme avanza la historia se derrumba un poco, incluso se deja engañar, pero nunca deja de luchar, es atrevida y eso es algo a lo que estamos poco acostumbrados en los personajes femeninos.
Carlo cuenta la segunda parte, el le habla a su padre, su personaje al principio no me gusto, inseguro, si e dicho que a su edad eso es lo normal, pero además es influenciable y no tiene personalidad, que es lo que hace que no me guste como es, pero conforme sigue la historia, su personaje avanza, deja atrás los prejuicios escoge su propio camino, lucha por lo que quiere y al final del libro me enamoró por completo.
Es un libro que se lee con mucha facilidad y rapidez, la forma de escribir de Giulia Carcasi recuerda un poco al de Federico Moccia que está tan de moda ahora, sus capítulos son cortos lo que invita a seguir leyendo un poco más y terminar el libro casi sin darte cuenta.


Ficha
''Giulia Carcasi tiene una escritura fresca, sútil y agradable que envuelve al lector por completo en cada una de sus letras.''