lunes, 17 de octubre de 2011

Reseña "La chica del lago." de Steph Bowe.

Una historia
sobre el verdadero amor,
el poder de la amistada...
y sobre los enanitos que habitan
en todos los jardines.

"Una historia que te hará reír y llorar."




Sacha tiene 17 años, su vida nunca a sido fácil, de pequeño tuvo leucemia aunque se recuperó y acaba de descubrir que vuelve a estar enfermo, si todo esto no fuera suficiente su madre hace unos meses que murió dejándolo solo con su padres, al que hace responsable, y el que mantiene una relación con alguien que Sacha no llega a aceptar. Los abuelos de Jewel han muerto y tiene que volver al pueblo con su madre (después de 10 años), de donde se fue con solo 8 años cuando su hermano murió ahogado y su padre las abandonó. Un día cuando Jewel va a pasear cerca del lago dónde murió su hermano, ve un cuerpo ahogándose en él y no duda un segundo en lanzarse a salvarlo, así conoce a Sacha cuando le salva la vida, lo que ambos no saben es que están destinados a salvarse la vida mutuamente.

La primera impresión que tuve antes de comprar este libro, fue que su historia escondería algo paranormal, la muerte en el lago del hermano de Jewel y el que Jewel salvara a Sacha en el mismo sitio, la portada, todo me parecía que indicaba eso, pero para nada, todo lo contrario, si de algo podemos etiquetar a la chica del lago es de que estamos hablando de un libro muy realista y triste a partes iguales, en el que sus protagonistas luchan por continuar adelante con la vida que les ha tocado vivir.
La chica del lago a despertado muchas sensaciones diferentes en mi, es una historia triste de eso no cabe duda, pero su autora la escribe de un modo agradable, destacando lo bueno de las personajes y de los momentos sin caer en la trampa de los estados excesivamente trágicos, esto es algo que me a sorprendido muchísimo al tratarse de una chica que escribió el libro con solo 16 años, esto es una de las cosas que más me a gustado de este libro, que después de leerlo aún seguía pensando en la filosofía que esconde a través de las reflexiones de los protagonistas, en la que te invita a vivir la vida, a disfrutar cada momento y a no rendirte cuando la vida te pone pruebas difíciles, sino que tienes que plantar cara a los problemas y seguir adelante. Los personajes son si duda lo mejor del libro, y no hablo de los protagonistas solamente, si no también de los personajes secundarios y como ayudan estos a la evolución de los personajes principales y al desarrollo de la novela, creando la autora ambientes y familias totalmente diferentes entre si.
Por lo general el libro me ha gustado, pero a pesar de ser corto y que lo leí en dos veces, se me a echo pesado, debido al ritmo lento y casi sin acción que mantiene, ya que casi todo el libro trata de las reflexiones que hacen sus protagonistas y por lo tanto no me llegaba a enganchar del todo.


Steph
"La chica del lago es una historia muy triste y realista con una gran filosofía entre sus páginas."